lunes, 17 de enero de 2011

Microdermoabrasion, una piel limpia y joven

http://www.clinicaesteticasuarez.com/Usuarios/microdermoabrasion.html

martes, 13 de noviembre de 2007

MAÑANA miercoles 14 de 2007 REUNIÓN EN LA SALA DE LA CREATIVIDAD 10 30: am.
ED 67 3er piso.
INDISPENSABLE la asistencia de TODOS, para que tomemos decisiones acerca de las actividades que vamoS a llevar a cabo allí.

sábado, 27 de octubre de 2007

Viernes 27de octubre de 2007: Nuevo Horizonte, sede c.

Llegué al colegio a las 2:30, inmediatamente fui a buscar a los niños. Primero entré al saló de Maryury, ella no quería ir, estaba muy a penada por lo que había escrito la semana pasada, pero se paró agarró sus cosas y salió del salón. La profesora me preguntó si en nuestro proyecto había radio y me dijo que ella había estado trabajando con los niños una especie de noticiero y que quería socializarlo, yo llamé a Olga porque pensé que los niños del periódico podían hacer algo. Creo que vale la pena escuchar lo que esta profesora tiene que decir, ella siempre a mostrado interés por lo que hacemos y tiene un curso muy pequeño por lo que trabajar con los niños no sería difícil.

Pasé por el curso de Genaldo y la profesora no estaba, por lo cual, los niños se estaban divirtiendo y él no quería ir a ningún lado. Más tarde me dijo que no le gustaba estar rodeado por tres mujeres. Luego pasé por el curso de Daisy y Willmer, que definitivamente no va a trabajar con nosotros. El grupo que iba a ser de 5 y luego fue de cuatro, terminó siendo de tres, pero así ha funcionado bastante bien.

Fuimos a la sala de profesores y el ambiente estaba pesado, estaba lloviendo y Genaldo no quería estar con nosotras. Yo no quería obligarlo a quedarse, sobretodo porque nunca había tenido problemas con él, y siempre le había gustado estar en el grupo, el problema era el día, porque en su salón estaba jugando con sus amigos. Entonces le expliqué que íbamos a hacer y le di la opción de devolverse. Traté de sonar lo más conciliadora posible. Decidió quedarse, de todas formas nos tomó un par de minutos sentirnos cómodos.

La actividad del día me ayudó mucho, porque había llevado la cámara para que los niños le tomarán fotos al colegio y a sus compañeros, la idea era que después podíamos hablar de lo que habían fotografiado. Le di la cámara y dejé que se tomaran fotos entre ellos y que me tomaran fotos a mí (porque todos querían tomarme un foto). Al principio Daisy no quería tomar, ni que le tomaran fotos, Genaldo en cambio estaba emocionado con la cámara y Maryury posaba para todos. Después de un rato Daisy se animó y cogió la cámara.

A la hora del recreo todos estaban muy contentos y no podían esperar. Salimos y le tomaron fotos a sus amigos, a sus hermanos, al parque, a unas escaleras, al barrio, a unos niños trepados en unas piedras y a todo el que se atravesaba, porque apenas los niños vieron una cámara todos querían ser fotografiados. Después de un rato, Genaldo se fue a jugar fútbol y nosotras nos quedamos con la cámara.

Estaba haciendo mucho frío así que decidimos entrar y esperar a Genaldo en la oficina de Orlando. Una vez estuvimos todos juntos revisamos las fotos. Maryury posó para todos porque le parece que sale bonita, sólo no le gusto una, según dice se veía fea. Ella de verdad es bonita y por eso todos los niños la molestan y le dicen cosas. Ella alguna vez me dijo que eso no le gustaba, aunque nunca pelea y siempre está sonriente. Le tomó fotos a su hermana con el novio, o por lo menos eso quería hacer porque el no se dejó. También le tomó una foto al parque, que le parece muy bonito y a mí porque le caigo muy bien. Todo lo escribió. Aunque no se le entiende bien, prefiere escribir a hablar. De hecho cuando vio el papel donde estaba escribiendo la semana anterior sobre el colegio lo cogió inmediatamente para completarlo, ni siquiera se lo tuve que pedir, luego lo pasó en otra hoja. Lo que era una lista de problemas se convirtió en una especie de carta sobre su colegio, que no le gusta, lo ha dicho en repetidas ocasiones. También le pregunté si le había dicho a alguien lo que había escrito sobre el papá, le pregunté si quería mostrarle el dibujo a Orlando y me dijo que le daba pena, pero me pidió que yo fuera y le mostrara.

Daisy quería tomarle una foto a su hermana, que tenía un ojo morado, porque el novio la había visto con otro y le había pegado, hay que tener en cuenta que la hermana de Daisy tiene 7 años. Descubrí que a Daisy no le gusta escribir, pero le gusta pintar y hablar, habla más que todos. Me contó que a su hermana la echaron del colegio, ósea de la sede b y le tocó pasar a la rural, cambio que no le gustó mucho. Se pasó el resto del tiempo pintando. Había unas temperas sobre la pesa y todos querían pintar con ellas.

A Genaldo sí le gusta su colegio, lo que le molesta es pelearse con otros niños. Eso escribió en el mapa del colegio, que fue el ejercicio que habían hecho las niñas la semana anterior. Me dijo que como estaba de buen humor lo iba a hacer bonito. Pintó el colegio y sacó una flecha desde su salón y escribió “es mi salón Bacano, porque hay niños bacanos” y luego sacó una flecha del salón de al lado y escribió “aquí me cae mal este salón”, me dijo que lo que pasaba es que se peleaba con unos niños de ese salón y escribió que en resumen el colegio le cae bien.

Revisamos todas las cosas que habíamos hecho, a todos les parece muy gracioso que Daisy no sepa cual es su cargo y no les gusta que los niños pelean mucho. Para concretar todo lo que han escrito vamos a hacer un dibujo grande en un pliego de papel periódico, donde incluyan la sede A y B. La idea es que puedan plasmar todo lo que han hecho ahí. Se me ocurre que podrían convertir lo que han escrito en pregunta. En vez de escribir “tengo un cargo y no sé que es” poner “¿por qué no sé cuál es mi cargo?”. A los niños les entusiasma mucho la idea de poder hacer algo grande y con temperas, me dijeron que llevara temperas de muchos colores.

Después de terminar con los niños de mi grupo fui a despedirme de Orlando, que me dijo que lo ayudara con el periódico mural, que me fijara que los niños terminaran los artículos, para poder imprimirlos y pegarlos. Vi lo que hicieron y no creo que entiendan lo que están escribiendo, son artículos científicos, sobre el clima y los tornados y cosas así. De todas formas lo que sí me pareció bonito fue que hicieron dibujos sobre el papel dónde pegaron los artículos. No alcanzaron a colgar el periódico porque se terminó el tiempo y tuvieron que irse a la casa. Esperan poder pegarlo el martes, esa es la parte del proceso que les parece más chévere, de verdad quieren ver su periódico pegado en la pared, aunque les da miedo que los niños de la mañana lo despeguen, preocupación que también tienen las profesoras de la sede B. Las jornadas tienen dinámicas muy distintas y hay un problema de celos entre ellas.

jueves, 25 de octubre de 2007

Lluvia de Noticias en la B

Como ya les había dicho, hoy publicamos nuestro primer periódico mural: Lluvia de Noticias. Desde las siete de la mañana y casi hasta las doce estuvimos forrando artículos y fotos, haciendo dibujos en la tela y dando los últimos toques al trabajo de los niños.
Me llamó la atención que los niños más grandes no quisieron intervenir la tela, la mayoría decía "¿qué tal que me quede feo?"; los niños de preescolar, en cambio, no preguntaron nada y se lanzaron a pintar cuanta figura se les pasaba por la cabeza.
Fue bonito porque pudimos reunirnos de nuevo con todo el grupo de trabajo y todos los niños pudieron aportar algo, incluso los niños de fotocopias, con los que no hemos podido trabajar, tuvieron un papel importante hoy. Los niños quedaron contentos con el resultado de su trabajo, aunque no pudimos publicar los textos de todos, porque algunos de ellos, a pesar de haberlos escrito, nunca los llevaron.
Se inició, también, un intercambio de correspondencia con los niños del periódico de la Rural. Los niños de fotografía se dieron a la tarea de contestar la carta que la Rural les envió para publicar en su Lluvia de Noticias. Curiosamente al momento de firmar siempre ponían la jornada de la sede y su nombre o el grupo al que pertenecían (al grado o si eran de reportería, fotografía, etc.)
Mañana esperamos publicar el periódico mural que, bajo la dirección del profesor Orlando, hicieron los niños de la rural. Es un periódico que de noticioso tiene poco (sólo el artículo de Laurita sobre los problemas del colegio), pero que es, creo yo, la primera aproximación que tienen con el mundo de la información, así que como todo primer intento lo importante es lo que se aprende.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Conociendo la otra cara del General

Gracias a mi desorden la lista de los inscritos en prensa se extravió el mismo día de Proyecto LEA, así que la primera vez que nos reunimos con los niños del periódico, el lunes pasado, nos vimos obligadas a pasar por los salones preguntado quiénes se habían anotado en nuestro grupo. Conseguir la autorización fue fácil, reunir a los niños no tanto, tal como nos advirtió la coordinadora Gladis, se nos coló más de uno y de 901 salimos con 13 integrantes. Pasamos, también, por 802 pero esta vez sólo dejamos ir con nosotros a dos niños de los que nos acordábamos. Como no recordábamos los nombres de los otros niños y no nos queríamos arriesgar a pasar por otro salón, porque quién sabe cuántos iban a salir, decidimos ir a la sala de profesores, nuestro sitio de reunión.

La reunión no fue sencilla, los niños estaban bastante inquietos y cansones, no se escuchaban entre ellos y todos hablaban al tiempo. La verdad yo estaba muy molesta porque creía que la mayoría no pertenecía a nuestro grupo, pero no teníamos más opción que trabajar con ellos y tratar de colar el grupo, así que por primera vez pusimos una condición de trabajo: quién no trae lo que se acuerde para la sesión, no entra. Condición que luego se convirtió en dos: el que no respeta la palabra, tampoco puede estar con nosotros.
Cuando llegué a mi casa empecé a buscar los textos que habíamos recogido el día de proyecto LEA, para comprobar quiénes no eran parte de nuestro grupo. Haciendo esto descubrí varias cosas, la primera de ellas que la lista todavía existía, la segunda que la mitad de los niños con los que nos reunimos sí eran de prensa, no encontré el artículo de algunos inscritos, hubo niños que no pasaron por nuestro salón pero que por algún motivo conocieron nuestro trabajo y se inscribieron con nosotras y que el más cansón, quién pensabamos que era el más colado de todos los colado, sí estaba inscrito y que su texto estaba relativamente bien hecho.
La dificultad para trabajar con este grupo y la generación espontánea de normas, me hizo pensar que tal vez sería bueno que acordaramos con ellos ciertas reglas de juego; lo cual me parece interesante en el plano de los acuerdos, pero por otro lado, me parece que siendo ellos los más grandes, en las otras sedes trabajamos con niños de primaria, no deberíamos tener que decirles cómo comportarse, en esa medida considero que los acuerdos a los que lleguemos con ellos no debe ser unas normas prohibitorias sino que deben estar encaminados a delimitar nuestro espacio de trabajo y sus metas, es decir: por qué y para qué nos reunimos, qué queremos obtener al final del proceso, cómo vamos a trabajar. No sé si acuerdos de este tipo puedan contribuir a un mayor respeto entre ellos y lo que dicen, esa es una de las cosas que más me molesta, todo el tiempo se están burlando de las dudas y comentarios de sus compañeros, yo entiendo que eso hace parte de la dinámica escolar, pero una cosa es ser chistoso y otra muy distinta es ridiculizar a los compañeros y ser un payaso. En fin, no sé bien cómo funcionaría esto, pero me pone en una situación incómoda porque no me gustan las normas, creo que cada cuál tiene derecho a decidir cómo comportarse, tampoco me gusta tener que imponer el orden, ni tener que estar todo el tiempo seria para que los niños trabajen, supongo que la idea de llegar a acuerdos sería evitar este tipo de cosas, pero no sé bien cómo.
El dato del día: 22 niños conforman el grupo de prensa, 5 de ellos huyen de religión así que probablemente regresen la proxima semana. El lunes tendremos 5 miembros más, que serán elegidos por los profesores.
---------
Les cuento que mañana habrá Lluvia de Noticias en Nuevo Horizonte B. ¡Por fin pegaremos nuestro primer periódico mural!

sábado, 20 de octubre de 2007

El asunto de las cinco pieles

Pues a pesar de ser extenso para lo que debe hacerse en este medio aqui va lo que hay de cinco pieles. Para que pensemos...

Comunicación: tocar las cinco pieles de la escuela.
Hacia una propuesta de pedagogía de la comunicación. .

La escuela es un lugar de comunicación, hecho de tramas que se superponen y mezclan de forma diversa, como las capas de una cebolla o como los planos indefinibles de la muy escolar milhoja. Actuar en el contexto educativo para incidir en sus dinámicas de comunicación exige pasar de la preocupación por un solo plano para optar por cruzar diversos planos[1].

Así como hace años el artista austriaco Hundertwasser definió su oficio como una actividad que toca cinco pieles sucesivas y contiguas que van de la epidermis al mundo pasando por la ropa, la casa y los próximos, podríamos pensar a través de esta metáfora el espacio escolar como trama comunicativa. Trama en la que se puede incidir si se sabe tocar las diferentes pieles. (Como la caricia o la herida)

Las confrontaciones entre administrativos y académicos, las radios escolares, los muros limpios o sistemáticamente intervenidos, la decoración; el espacio divergente por la combinación entre viejas edificaciones y nuevas ampliaciones, los modos de circular de los libros y el uso de las tecnologías encerradas en el aula de informática junto con el chisme o la retórica profesoral, son datos que en su dispersión describen el ecosistema de comunicación escolar. Tan reiterativo que es reconocible en su particularidad, tan variado y diverso que da el rostro a cada sede de cada escuela. Toda intervención en este ecosistema comunicativo afecta el conjunto del ecosistema, y a la vez una intervención aislada no modifica el conjunto de procesos que constituyen el equilibrio inestable de la aparentemente apacible vida escolar. Se hace necesario intervenir sin invadir y a la vez explorar las rupturas. Sin mover el conjunto del ecosistema se corre el riesgo del vacío.

Mas que una pedagogía en particular y un método en especial la actuación en el contexto escolar parece exigir una poética y una estética. Estética para comprender la experiencia y memoria propia de los contextos, poética para movilizar la re-creación del lugar simbólico del escenario escolar: para la invención.

El grifo de la imaginación y la crisis comunicativa de la escuela
Como en aquella novela del perseguido escritor Salman Rushdie, “Harun y el mar de las historias”, parece que la fragilidad de la colectividad se muestra en el cada vez mas agotado grifo de la imaginación. La comunicación, en tanto flujo, contención, de bloqueo o dique aparece como una alternativa para recuperar el sentido perdido y para evitar que se agote la llave de donde mana su capacidad de autoimaginarse. Esta es la tarea de fondo que se sugiere al interior del proyecto de comunicación en las escuelas de Usaquen: identificar esos sentidos volátiles y las tramas agotadas o perdidas, reconocer las fuentes y ojos de agua de la creatividad escolar a partir de un acto de intervención sobre las pieles de la vida comunicativa escolar.

Hace tiempo parece que la escuela ha olvidado contarnos lo que tiene para decir, ya que esperanzadamente evitamos creer que ya no tiene nada para contar. Atravesada por el doloroso efecto de silencio que produce el haber perdido su lugar dominante en las tramas comunicativas de lo cotidiano: la escuela se ha callado. Ha incorporado, en gran cantidad de situaciones, de manera silenciosa y por demás obediente la invasión de las nuevas tecnologías y los modos emergentes de comunicar. No evita que se note su extrañeza. Sin embargo rememora con facilidad su lugar original de primera casa de lo virtual, como lo hace ver Michel Serres, y de escenario sobreviviente del cara a cara y del debate serio, mezclado con la interacción vital y deliciosamente (rebeldemente) improductiva.

Podría la escuela decir mucho del choque de las experiencias en la que tiene que sostener un nuevo rostro, sin embargo parece acallada en su marginalidad, de su reconocimiento extrañado pero a la vez inteligentemente pausado- ojala no tardío- de las potencias de las nuevas tecnologías y de las irrigaciones de los sentidos contemporáneos.

Comunicación desde…la escuela. La construcción de una pequeña utopía
Una pregunta cruza todas las pieles ¿cómo enfrentar el bloqueo comunicativo de la escuela? Cuando pensamos en la actividad escolar, con frecuencia tenemos una imagen de la exigencia de prácticas actitudes y comportamientos comunicativos. Se le pide a la escuela usar y criticar los medios de comunicación, enseñar a hablar escuchar, leer y escribir, se le exige trabajar sobre las interacciones y comprender los símbolos, usar las nuevas tecnologías y propiciar formas de expresión estética. Este dato declara diversas cosas: la escuela es comunicación y a la vez, la exigencia comunicativa sobre la escuela es inmensa. Pero sobre todo ¿cómo superar el nivel del dominio de las técnicas o el manejo de los instrumentos para pasar al nivel de escuchar la voz de la escuela?, ¿qué tiene que decirle a su contexto, a su localidad, a la ciudad y al planeta un lugar donde sobrevive la palabra y la interacción, donde los sujetos se juntan para crear virtualidades con o sin tecnologías y en los que aún se puede imaginar cómo cambiar y mejorar el mundo?

Un objetivo central: propiciar el desbloqueo expresivo de la escuela, sacando sus sentidos y significados del nivel intra aula o intra escuela a los otros espacios. ¿Qué significa hacer publicidad, periodismo, expresión o edición de libros desde la escuela, pero no para la escuela, sino para los espacios que están más allá de sus fronteras? ¿Cómo hacer que la escuela aparte de ser un espacio para lo público sea un actor en la esfera pública? Retomar la tarea política de la escuela. Y al tiempo interrogar profundamente lo que hay para decir construyendo un aprendizaje de lo posible en sociedad. Tocar la frontera.

En muchos sentidos esta pregunta deberá tener una respuesta que acuda a lo elemental de la comunicación, salir de la exigencia de la emulación de los otros medios para volver sobre el origen comunicativo del proceso y poner en juego con palabras propias el sentido; reinventar los procesos y medios comunicativos y con esto hacer fluir lo que la escuela tiene para decir.

Cómo se relacionan las pieles con el proceso de convivencia.
Reinventar una pedagogía de la comunicación arranca en deshacerse de las formas comunicativas establecidas y esto se logra entrando en las formas actuales y poniendo en juego otras alternativas de comunicación. Incorporar en el hacer de la escuela las prácticas y técnicas de comunicación no como mera operación, sino como formas posibles del decir y del hacer de los ciudadanos del planeta en el presente. Capitalizar la capacidad de imaginación de los comunicadores y el deseo comunicativo de la escuela para producir nuevos significados.

El llamado al desarrollo del proyecto de pedagogía de la comunicación se hace en el marco del interés por propiciar dinámicas de convivencia en esta y en la intervención que viene desarrollando el colegio del cuerpo en la misma localidad. Más que un contenido explícito, el asunto de la convivencia emerge para la propuesta de las cinco pieles como el sentido implícito en la acción transformadora sobre el contexto de comunicación. Esto implica que la actuación que busca movilizar la creatividad, desbloquear los procesos comunicativos escolares, hacer diálogos de saber y ante todo transformar las posibilidades de producción y flujo de la información y los sentidos en la escuela es en esencia una búsqueda por aportar en procesos de convivencia.

De esta manera se asume que cambios en las formas en que se da la comunicación en el contexto escolar facilita que el espacio simbólico cargado de las tensiones que propician violencias pueda ser habilitado como lugar de encuentro al pluralizar los modos y los mensajes que circulan y los procesos de reconocimiento que esta dinámica exige.

El árbol de las incorporaciones.
A este punto el lector podrá decir: muy bonito pero ¿qué podemos hacer? El PEP al proponerse como tarea el Comunicar desde…la escuela apuesta a que su metáfora central: la de la creación, asista dándole sentido a las actividades de creación del vínculo, del debilitamiento de lo formal y lo reiterado y la de la innovación en el ejercicio de reinventar el mundo. Así mismo lo que mueve el proyecto es el ejercicio de construir nuevos lugares desde los cuales producir información en la sociedad.

En esencia los espacios de trabajo tienen el carácter de lo experimental, lo cual no significa que sea hecho sin planeación o sin reflexión, es el encuentro entre aquellos que poseen la pasión por la comunicación y escenarios donde hay mucho que decir y muchos sentidos sin tocar. Por eso el proyecto no se configura antes del encuentro entre los jóvenes que orientan el proceso, ni tampoco se hace desde el lugar de las pedagogías o las didácticas. No es capacitación sino interacción y diálogo de saber deseos intereses y necesidades.

Volver a la escuela como foro de la cultura, como escenario del juego simbólico y de la interacción inoficiosamente útil, junto con la exploración de las tecnologías, la apropiación de los medios como escenarios de creación y recreación, la localización de la propia voz y de la palabra para relatar el lazo de la escuela con su contexto; emergen como una intervención elemental pero necesaria en el oficio de la recuperación de la palabra.

La propuesta no puede ser lineal, necesita niveles y formas distintas. Tocar el ecosistema implica actuar en procesos diversos y tocar las dinámicas como tal.

Contra la rutina creativa ¿Qué nos pasa?
Rehacer el lazo. La democracia como costumbre interiorizada.
El cuerpo como sentido y el sentido del cuerpo.
Dominar las técnicas
Rediseñas las arquitecturas comunicativas.
Periodismo y comunicación desde la escuela.
Diseño e intervención del ecosistema. La continuidad naturaleza sociedad.
Producir y circular.

Cómo
El proyecto se desarrolla a partir del trabajo con estudiantes de la carrera de comunicación social de la Pontificia Universidad Javeriana cuya tarea consiste en desarrollar un componente de comunicación integrado a la vida cotidiana de la institución: diseño de publicaciones en editorial, prensa periodismo, producción radial o audiovisual, exploración de espacios escolares con perspectiva estética, intervención “happening”, análisis e intervención en procesos comunicativos organizacionales constituyen una gama diversa de intervenciones que necesitan en primera instancia reconocerse como alternativas propicias para cada contexto, luego deben ser negociadas en las instituciones y una vez desarrollado este proceso debe comenzar su implementación.

En el proceso los estudiantes desarrollan una línea de trabajo propia individual o por grupos, intervienen según su disponibilidad en uno o más sitios, desarrollan una memoria del proceso y participan en sesiones de planeación y seminario para discutir los avances de cada proyecto, integrar la totalidad de las acciones y mantener la coherencia del enfoque.

Actualmente se cuenta con un grupo de 16 estudiantes compuesto por: un estudiante del campo de producción radial en práctica; tres estudiantes que están desarrollando su trabajo de grado en el curso de proyecto profesional 2: dos de ellas en torno al desarrollo de habilidades editoriales en niños y uno en torno a la publicidad no comercial en contextos escolares; nueve estudiantes que desarrollan su proyecto de grado en el curso de proyecto profesional 1 en torno a problemáticas relacionadas con el contexto escolar como: recuperación de saberes tradicionales como base para la producción editorial, dos proyectos acerca de creatividad y conflicto en el contexto escolar, una estudiantes acerca de periodismo digital y una estudiante acerca de publicidad no comercial en contextos escolares; y cuatro estudiantes que se han integrado al proyecto como voluntarios quienes trabajan los asuntos organizacionales, dos en periodismo y uno en producción radial.

Los estudiantes visitan cada institución una vez a la semana en horarios acordados con la institución, en varios casos a través de grupos constituidos y definidos por la institución o con cursos completos según el caso.

Criterios del Trabajo.
A partir del proceso, se han venido desarrollando una serie de criterios que dan pie a la construcción de la pedagogía de la comunicación:

Toda propuesta de acción debe tratar de tocar simultáneamente el mayor número de pieles. Cada proyecto debe hacerse las preguntas comunicativas que le permitan potenciar las dinámicas de comunicación que se propician para que ellas sean parte de las otras pieles de la comunicación en la escuela buscando explícitamente desbloquear y hacer fluir significados entre las distintas dimensiones.

Cual es el papel de los comunicadores en el contexto escolar. Es una pregunta central para cada estudiante en cada uno de los contextos. Cómo integrarse y poner a disposición su conocimiento y sin perder su rol y oficio entrar a dialogar con la dinámica de la escuela.

Las propuestas deben buscar movilizar otras formas de comunicación que convoquen a que la escuela salga hacia el contexto. Cada proyecto debe buscar sistemáticamente que el contexto pueda ser parte de aquello a lo que se apela comunicativamente desde los procesos en cada escuela.

No se puede reducir la intervención al dominio técnico. Si se quiere desarrollar una propuesta comunicativa que en realidad transforme las dinámicas de comunicación escolar no se puede utilizar una versión limitada de lo que significa la comunicación y esta no puede reducirse a los medios y su uso, sin embargo es un nivel de dominio que debe suplirse para enriquecer las dinámicas de oferta comunicativa en el contexto escolar.

No somos profesores de comunicación. La perspectiva de actuación de los estudiantes en los contextos de trabajo debe tender sistemáticamente a evitar que los contextos sean traducidos en el formato de clase, es necesario establecer otras dinámicas de interacción que busquen formas mas horizontales y en las que pueda mediar el sentido de un trabajo colectivo y de diálogo de saberes.

Relato de procesos.
Nuevo Horizonte, luego de un primer acercamiento que permitió reconocer los avances y experiencias existentes en esta institución fue posible construir una primera propuesta de actuación en estas instituciones.

En la sede A se ha acompañado el proceso de ajuste en la coordinación de la emisora que en la institución tiene una trayectoria larga, pero que se percibe como una situación de conflicto entre los diferentes actores. En este momento este espacio está detenido en tanto no existe una decisión acerca del rumbo y la coordinación de la emisora.

En la sede B jornada mañana se ha venido aportando en la formación en dos proyectos: radio escolar y prensa escolar, en sesiones con un grupo de estudiantes intercursos se ha venido dando un avance en el dominio de los elementos básicos de estos medios a la vez que se ha venido propiciando la pregunta por la programación e información acerca del contexto propio y la localidad. Actualmente se trabaja para producir un periódico impreso que circule en esta y la ostras sedes y para consolidar el espacio de periódico mural. Impulsado por la coordinadora de esta sede se ha venido avanzando en un ejercicio de análisis organizacional del contexto para releer los procesos comunicativos propios de este espacio y sobre todo las dificultades en los procesos comunicativos y en los flujos de información que se dan allí.

En la sede Rural o sede C se viene desarrollando un proyecto de trabajo sobre el desarrollo de habilidades editoriales, en principio se busca llevar a cabo la producción de libros y en esa dinámica integrar las experiencias de expresión y creación escrita. Paralelo se ha llevado a cabo el trabajo acerca de las huertas caseras, base para propiciar actividades de recuperación de saberes y para propiciar la creación de textos y le intercambio con contextos familiares y locales.

General Santander ha sido una institución dispuesta para el trabajo, allí se hizo un acercamiento donde la interacción con los coordinadores y los profesores líderes de algunos procesos han facilitado el avance de los proyectos.

En la sede A jornada tarde se viene trabajando en la conformación de tres líneas de trabajo: una acerca de radio que permita consolidar un grupo de trabajo transversal y que no se reduzca a un pequeño grupo de estudiantes interesados sino que contenga un saber que pueda circular más ampliamente en la institución. Complementario a este proceso se lleva una dinámica de trabajo en prensa, está conformándose el grupo de periodismo. Se inició una campaña que debió ser ajustada y está a punto de relanzarse en torno a convocar a los estudiantes a expresarse a través de dos preguntas abiertas ¿Qué nos pasa? Y ¿Qué podemos hacer? Para hacer estos procesos se desarrolló un taller transversal durante la jornada LEA con cursos entre 8º y 11º proceso selectivo que ha servido para conformar los grupos de trabajo.

En la sede B jornada mañana se está desarrollando un trabajo en dos espacios, el desarrollo de habilidades editoriales con niños de segundo y tercero, y otro con el comité ecológico se viene haciendo un trabajo de desarrollo de actividades que potencien el proyecto ya existente en la escuela con el trabajo de reciclarte.

En la sede B jornada tarde se ha iniciado el trabajo sobre proceso creativos de un lado con temas de diseño de mensajes y construcción de expresiones estéticas con niños de tercero a quinto y otro en la perspectiva de la construcción de espacios de expresión a partir de un espectáculo en el que participan los niños de los otros grados.



Eduardo Gutiérrez
Profesor asistente
Departamento de Comunicación
Pontificia Universidad Javeriana.

Octubre 19 de 2007.
[1] Es de anotar que con frecuencia el trabajo comunicativo acerca del contexto escolar tiende a incidir de manera sistemática y reiterada sobre un factor en particular contribuyendo a hiperdesarrollar un campo descuidando el equilibrio necesario de la trama comunicativa de conjunto.